As Ermitas levanta un «cruceiro» que indica el lugar donde apareció la talla de la Virgen en el siglo XIII

14 abril, 2019 ACTUALIDAD , O BOLO
As Ermitas levanta un «cruceiro» que indica el lugar donde apareció la talla de la Virgen en el siglo XIII

En 1850 se construyó una cruz en el mismo entorno, que desapareció en 1909 a raíz del grave desprendimiento que vivió en esa fecha

El entorno del Santuario de As Ermitas, ubicado en O Bolo, acaba de incorporar un nuevo elemento que reaviva la historia de este conjunto patrimonial. Se trata de un «cruceiro», esculpido en piedra, para referenciar el lugar en el que, supuestamente, en el siglo XIII se encontraba la cueva  donde apareció la talla con la imagen de la Virgen.

Publicidad

En el año 1850 ya se levantó una cruz con la misma finalidad, si bien en 1909 un grave desprendimiento en As Ermitas la hizo desaparecer. Ahora, 110 años después, se ha colocado el «cruceiro», que no se pasará por alto durante las visitas al Santuario de As Ermitas durante esta Semana Santa.

Esta pieza ha sido financiada por la Asociación de Cofrades de Nuestra Señora de las Ermitas, que preside José Vega Martínez —también teniente de alcalde del municipio de O Bolo—.

El nuevo «cruceiro» y una placa que referencia el lugar

La talla de la Virgen estuvo escondida en la citada cueva desde siglo VII al XIII. «Fue realizada en madera, sentada y con el Niño en los brazos. Quizá el escultor que la talló, para evitar el pillaje en tiempo de los árabes, la escondió en la cueva y allí permaneció seis siglos», relata Vega Martínez.


Publicidad

La leyenda cuenta que unos pastores, apacentando ganado por las laderas, llegaron al lugar donde se yergue ahora el nuevo «cruceiro» y las vacas comenzaron a dar bramidos, manifestando así que algo se ocultaba en aquella zona. Movidos por la curiosidad, descubrieron la boca de una cueva. Nada más atravesarla encontraron una talla de la Virgen María con el niño en brazos.  

El santuario de As Ermitas comenzó a construirse en el siglo XVII

A raíz del hallazgo se decidió construir una pequeña ermita, que fue demolida en 1850, pues en esta fecha ya se encontraba en ruinas. En su lugar, se levantó una cruz. Sin embargo, un grave desprendimiento ocurrido en 1909, destruyó la cruz, 29 casas y ocasionó la muerte de 27 personas.



José Vega, que es la persona que además realiza muchas de las visitas guiadas al Santuario de As Ermitas, detalla que «es una alegría poder recuperar este lugar por ser uno de los espacios más importantes de la historia de As Ermitas».



También te puede interesar